Seguidores

domingo, 9 de noviembre de 2008

Etapa 33 .·. Beget - Ref. de Can Galan · 30 jul 07

Salimos de Beget, 550 mt, a las 8:35, muy recuperados, despúes de la maravillosa cena y la buena habitación que nos dieron. Sitio aconsejable. Creo que se llama el Hotel Can Joanic pero no estoy seguro. Llegando desde el oeste, está al final del pueblo, pasada la iglesia románica de Sant Cristófor. Ésta, guarda una talla policromada del siglo XII de más de dos metros de altura, de Jesucristo tapado con una túnica y ajustada con un cinturón, con los pies desnudos y los brazos extendidos. Hay que pagar para verlo pero creo que merece la pena. Se trata de la "Majestat" de Beget.
El pueblo entero está reconstruido y tiene un aspecto medieval, hay turismo y varios lugares donde tomar algo y descansar.
.
.
.
El camino se encuentra lleno de bifurcaciones, cruces y hay que ir con mucho cuidado para no despistarse. Es un camino muy bonito con subidas y bajadas, entre bosques, pero muy seco. No cogemos agua y se va acabando.
Añadir leyenda
.
A Talaixá, pueblo abandonado, llegamos a las 13:07 y vemos que hay ropa tendida en algunas ventanas. Allí no vamos a encontrar comida aunque si que podíamos haber buscado la fuente de la que habla la guía pero no teníamos ganas de separarnos del camino. También podíamos habernos desviado hacia la aldea de Sadernes donde en menos de 1 hora habríamos encontrado un hostal y un camping. Tampoco quisimos apartarnos por esas menudencias.
.
.
Nosotros llevamos la vista fija en nuestro GR, pero es algo a tener en cuenta.


Sant Aniol d´Aguja, son las 14:20.
.
.

 Hay una maravillosa fuente que ...
.
...permite refrescarnos y recuperar fuerzas. No somos los únicos, hay grupos de personas que se aproximan en coche hasta un aparcamiento próximo, para visitar toda la zona. Hay una ermita románica que formaba parte del antiguo monasterio benedictino, según la guía.
.
Nos vamos, son las 15:15. A partir de ahora también conviene ir con mucho cuidado pues son innumerables las veces que nos encontramos con desvios. En general esta bien marcado el camino.
Llegamos al Coll Roig a 840 mts son las 16:35 y vamos fijos ya buscando algo de agua. Al coll de Bassegoda, 1105 mt, llegamos a las 17:54, y seguimos entre encinas cuidando de no irnos por un desvio buscando el itinerario que nos llevará al Ref. Can Galan.
Ya voy cansando, muy cansado. Jesús se adelanta un poco en la bajada, yo no se como colocar las botas, entre las piedras, para no tropezar. Se me hace interminable y vamos sin agua. La fachada del refugio aparece de repente a nuestra derecha según bajamos por la ladera de la montaña, entre bosques. Nos da mucha alegría comprobar que hemos llegado. Son las 18:30.
El refugio Can Galan es libre, y pertenece al C.E. Empordanés de Figueres según pone en una placa. No hay agua y las llaves nos las dejaran en un caserio a unos quince minutos siguiendo el camino.
Han llegado antes que nosotros unos muchachos de Bilbao que vienen haciendo el Gr en sentido inverso y nos dicen que ellos tienen una llave y que han quedado con los guardas, que es un matrimonio que vive cerca de allí, que a la mañana siguiente les dejarían las llaves. Pues como nosotros pasamos en nuestro sentido de marcha por delante de la casa, les decimos que nosotros les dejamos la llave por la mañana y que ellos no retrocedan.
Hay que pagar algo por dormir y como necesitamos agua y algo de cena decidimos irnos a buscarlos. Sale un perro a nuestro encuentro ladrándonos pero inmediatamente aparece un hombre y nos recibe haciendole callar. Los guardas viven en una gran casa que les tienen cedida para que se ocupen del lugar y allí crian ovejas, gallinas y cosas de huerta. Nos tomamos con ganas una cerveza y rápidamente pasamos al piso de arriba a cenar lo que nos tienen preparado. Una ensalda de lechuga con tomate y olivas y unos filetes de pollo a la plancha. Nos apetece un trago de vino y nos ponen una botella de tinto. Pagamos la estancia -un poco más barata al estar federados- la cena y las botellas de agua que nos llevamos y nos vamos a descansar. A la mañana siguiente les dejaríamos las llaves que tenían los vascos.
Cuando llegamos de nuevo al refugio nos encontramos a una pareja y un perro de estos que asustan que sale a nuestro encuentro. Le paran y nos saludamos. El, tiene aspecto agitanado y tiene una guitarra con la que no para de entonar canciones. Ella, le escucha entusiasmada.
Son canciones de los chichos y cosas de ésas. Tienen una tienda puesta a un metro de la entrada del refugio y la comida del perro se distribuye en los alrededores de la puerta.
Después de unos minutos de charla con ellos, nos subimos a dormir. Estamos muy, muy cansados.

1 comentario:

Adrià Valls Triadó dijo...

Muy buenas aventureros!

Agradezco inmensamente tus publicaciones sobre el GR-11. És realmente difícil encontrar experiencias escritas enteras. Encontré muchos bloggers que explica medio GR a causa del abandono. Además especificas con ciertas cosas interesantes i la introducción está muy bien elegida!!!

Tengo una duda: íbais con una guía a parta de los mapas correspondientes de la geografía española?

Felicidades por realizar-lo en tu momento y por tu blog!