Seguidores

domingo, 9 de noviembre de 2008

Etapa 16 .·. Parzán - Viadós · 13 jul 07

Parzán, 1.110 mts, desayunamos en el bar/restaurante de la carretera y nos enteramos que allí también hay habitaciones. Son las 8:15 y nos ponemos en marcha. 
Hay que caminar un km y medio junto a la carretera en dirección al tunes de Bielsa hasta encontrar el desvio a la derecha hacia la central eléctrica de Ordizeto.
 Hay 19 km de distancia horizontal hasta el ref. de Viadós, diez de subida hasta el collado de Ordizeto con un desnivel de 1.300 mts y luego 9 km de bajada hasta el refugio de Viadós con 650 mts de desnivel.
 Estamos eufóricos desde que entramos en estas zonas tan familiares para nosotros y sobre todo en esta etapa con final en Viadós. Es una zona muy querida de los dos. Nos conocemos todas las cumbres que ven nuestros ojos y muchas las hemos ascendido.  Estamos en casa.
 El valle al que vamos, el de Chistau, lo hemos visitado desde hace 20 años junto a nuestras familias. El camping Los Vives -de José Luis y Mercedes- nos ha facilitado año tras año el lugar ideal para nuestro encuentro anual con la montaña, junto a nuestras familias.     Allí nos hemos reencontrado todos, en una cita sin cita, sabedores de los momentos tan buenos que íbamos a pasar. Todos nos hemos visto crecer, pequeños y mayores. Un lugar en el que no solo hemos vivido momentos muy especiales sino en el que también hemos pensado durante el resto del año.
.
.
.
.

.
.
El camino no tiene pérdida excepto en un lugar donde se llega a una pista forestal que lo ha destruido y es posible que se pierda durante un rato pero luego vuelve a aparecer. Yo camino ya comiéndome las fresas que van apareciendo, disfrutando ya de nuestra llegada a Viadós y de un merecido descanso en el prado que tiene a la entrada.
A las 14:30 llegamos a Viadós. El acogedor y cordial recibimiento de Joaquín nos alegra y comprobamos que su mujer, también, a reconocido a Jesús.
Llega el momento tan "deseado" de lavar la ropa
despúes de unas merecidas cervezas contemplando el Posets, los Eristes, el Espadas...lo efectuamos sin más tramite ya que hay que aprovechar las horas de luz, sol y aire para que se sequen lo más posible. Una ducha nos devuelve un poco la gracia en los andares y ya los estiramientos hacen posible que nos movamos con algo de "dignidad". Esperamos la cena a las 08:00.
Nos toca en una mesa con Esther y Asun, de Bilbao y Huesca que suben al Bachimala al día siguiente. Hablamos sobre el itinerario más aconsejable para subir sin problemas. La cena es, como siempre en Viadós, una maravilla. Dejamos encargados unos bocatas de jamón....pero sin tomate.

1 comentario:

alex dijo...

Papa, estoy emocionado leyendo este dia. Para mi es una zona increiblemente especial. Ha significado muchisimo en mi vida y en la pasion que siento por la montaña.

Muchisimas gracias por enseñarme, una vez mas la montaña y, en particular, el valle que adoro.

Y debo decir que si, que el camping los vives es algo especial, es algo mas, es el pirineo